jueves, 1 de agosto de 2013

“Sin Manchas y Sin Arrugas”

Resumen del Mensaje predicado en fecha 30.7.13, en la Iglesia Puerta de Refugio 3era. Sto. Dgo., Rep. Dominicana

Lectura bíblica en Efesios 5.27: “a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha”

Mancha: Señal que una cosa hace en un cuerpo, ensuciándolo o echándolo a perder. Parte con distinto color.
Arruga: Pliegue que se hace en la piel, tela, papel o en cualquier cosa flexible y de manera ordinaria, ya sea por edad o alguna lesión. Santidad: Cualidad de santo, de puro. Cualidad fundamental de Dios y de Su Espíritu.
Iglesia: Sociedad o comunidad de fieles que siguen a Cristo, y regenerados por el poder del Espíritu Santo. NO se refiere a estructura física, se refiere al cuerpo del Señor. (1 Cor 12:12) Porque así como el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, son un solo cuerpo, así también Cristo… (Colos 1:22) …para presentarnos santos y sin mancha e irreprensibles delante de él.
La iglesia está formada por personas vivas y activas, que demuestran amor, buenas obras y que con su testimonio agradan a aquel que murió y resucitó por ellos (2 Cor 5:15).

Demos un vistazo a 3 grupos posibles de manchas o arrugas en nuestras vestiduras, que quizás no nos estamos dando cuenta lo dañinas que son; y que llevan grande dolor y angustia para nuestra alma, y que nos pudieran impedir ir a vivir por la eternidad en la Patria Celestial.
1…Ira, enojo, contienda: Debilidades del alma, emociones negativas y tan comunes -aún en el pueblo de Dios-.
Causan: Sufrimiento. Angustia. Aniquila la capacidad de pensar y resolver, quita paz y comprensión, tumba la imagen propia y ante los demás, conduce a fracasos de todo tipo.

Se alimenta de: Lenguaje brusco, palabrotas, pleitos, falta de amabilidad, enfado, situaciones desagradables e inevitables, frustraciones, inmadurez… Su Fin es la Violencia.
Prov. 19:19 dice: El de grande ira llevará la pena; y si usa violencia, añadirá nuevos males. (Romanos 2:8) pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia; (Sant. 1:20) porque en la ira del hombre no obra la justicia de Dios.
Reflexionando: Aunque hay personas que se enojan tan fácilmente, la clave es controlarse: Con Amor, Bondad, Tolerancia, Comprensión, y Temor a Dios (Prov. 1:7) el principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.

Pidamos al Señor que nos restaure. (Salmos 85:4), y que haga cesar su ira de sobre nosotros. (Prov. 16:14) … Mas el hombre sabio la evitará. (Job 36:18) Por lo cual teme a Dios, no sea que te quite con golpe. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra (Luc. 5:5). Airaos, mas no pequéis (Efes. 4.26).

2… Calumnias, insultos, mentiras y chismes: Todos son primos, de igual categoría… y con pena de muerte. Es hablar a espaldas de alguien, o en contra para levantar dudas, dañar, perjudicar, fastidiar… Destruyen la vida personal y espiritual, así como la de la congregación.
En Prov. 6. 12-15 dice… hombre malo, depravado, que anda en perversidad de boca; guiña los ojos, habla con los pies, hace señas con los dedos. Perversidades hay en su corazón; anda pensando el mal en todo tiempo; siembra discordias. Por tanto, su calamidad vendrá de repente; súbitamente será quebrantado, y no habrá remedio.
No se contamine. Hay quienes se escudan diciendo estar preocupados por situación de alguien… Si realmente están preocupados y quieren edificar usarían la sabiduría…

Prov. 10:18 El que irradia calumnia es necio. Sal 109:29 Sean vestidos de vergüenza y cubiertos de confusión. Prov. 19:5 testigo falso no quedará sin castigo, el que habla mentiras no escapará. Salmos 101:7 … el que habla mentiras no se afirmará delante de los ojos de Dios.

Reflexión: Son palabras fuertes… pero no todos califican, y a los que califiquen les tengo buena noticia… Dios te ayuda a dejar eso. (1 Juan 1.9) Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar, y limpiarnos de toda maldad. Entregarle la lengua al Señor. Cuidado con lo que no se vio… y aún habiéndolo visto. Es preciso orar para que venga espíritu de arrepentimiento, y de reconocimiento de que hemos actuado mal. Hay que reconocer que somos imperfectos, y que no podemos ver un soldado de Cristo caído y seguirlo hundiendo. Restaurémosle con mansedumbre (Gál. 6.1)

(Éx. 20:16) “No hablarás falso testimonio” (Éx 23:1) “No admitirás falso rumor. No te concertarás con el impío para ser testigo falso.” No entrarás en chisme. ¡Ay de los que calumnian! más les vale no haber nacido.
(Mat. 7:1-5) “No juzgues…serás juzgado, y con misma medida…. Cuando juzgas, calumnias.

(Luc. 6:28) Bendice a los que te maldicen, y ora por los que te calumnian. Pedro 3:16: ten buena conciencia, para que en lo que murmuran de ti sean avergonzados los que te calumnian. Un cristiano con su boca fuera de control no está bajo la gracia de Dios. Si no puedes decir algo bueno de alguien…cállate. (Sal. 66.18) “Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no me habría escuchado… mis oraciones no pasan del techo…

Ningún siervo de Cristo abandona su iglesia por el chisme o la calumnia. Aprendamos a doblar rodillas, ser íntegros. El amor de Cristo debe ir más allá de toda comprensión humana. (Sal. 39.1)… Atiende tu camino, para no pecar con tu lengua; Guarda la boca con freno…. Aprendamos a perdonar.

3…Soberbia, orgullo, arrogancia: 3er. Grupo de manchas y arrugas.
Viene como consecuencia de creerse mejor que nadie, querer ser preferido, ser aprobado, y para satisfacer la vanidad, su Yo, su ego.
Es de los graves pecados contra Dios, contra el prójimo y contra sí mismo. 1er. pecado cuando Satanás se reveló contra Dios llevándose consigo a otros ángeles. Fuente y raíz de todos los pecados. 1er. pecado capital. Fuente de muchos delitos: Hipocresía, jactancia, celos, violencia, rencores, prepotencia…

El sabio Salomón escribió en Eclesiastés 11.8-10… aunque un hombre viva muchos años, y en todos tenga gozo, acuérdese que los días de las tinieblas serán muchos. Todo es vanidad. Alégrate, toma placer, anda en los caminos de tu corazón, en la vista de tus ojos; pero recuerda que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. Quita del corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque todo es vanidad.
Nabucodonosor se auto exaltó (Daniel 4); Agar miraba con desprecio a Sarah (Gen 16.4-5)
Como cristianos, como seguidores de Cristo, hay que tener presente que hemos crucificado la carne con sus pasiones y deseos, y debemos andar por el Espíritu (Gál. 5.24-26). No seamos vanagloriosos… Detrás del orgullo está Satanás. Dios no recibe al soberbio ni orgulloso. Siempre hay alguien más alto. El nombre de Cristo no merece ser contaminado con nuestros labios orgullosos. Sino que me debo gloriar en Su cruz, porque yo traigo en mi cuerpo Sus marcas…(Gál. 6:14,17)

(Sal. 119:78) Sean avergonzados los soberbios… Es preciso orar al Señor y decirle que nos guarde del orgullo, que seamos irreprochables y libres de delitos graves (Sal 19.14). El que hiciere algo con soberbia, ultraja a Jehová; y será cortada de en medio de Su pueblo (Núm. 15:30)
Reflexión: No hay lugar para el orgullo en el reino de Dios. Que cuando venga Jesús, no haya contiendas, envidias, iras, divisiones, maledicencias, murmuraciones, soberbias ni desórdenes 2 Cor. 12:20.     (Porque con Cristo tú no te vas…)
Serán manchas o serán arrugas todas estas cosas que vimos? Meditemos y pidamos a Dios que nos ayude a ser íntegros en todo. Seguir y amar a Cristo, no es solo de labios… Ser cristiano es una palabra que debe pesar mucho sobre nosotros. La sangre de Cristo debemos sentirla aún caliente en nuestros corazones. Es vivir apartado de la contaminación del pecado. Una virtud indispensable de todo verdadero creyente es no cargar con manchas ni estar llenos de arruguitas espirituales.
(Mat. 5:1-12) Jesús, ante sus discípulos -en el Sermón del Monte- , tomó la Palabra y comenzó a enseñarla, decía: Dichosos los pobres en espíritu y perseguidos, porque de ellos es el reino de los cielos. Los humildes, quienes recibirán su herencia. La misericordia es para los compasivos. Los de limpio corazón y de paz verán a Dios y serán llamados Sus hijos. Dichosos los insultados y calumniados…serán llenos de alegría y tendrán gran recompensa en el cielo.
Señor, ayúdanos a sacar: Ira, chisme y orgullo…y crecer en tu amor. A vivir en paz con todos. Que si algo está mal en mí, tú lo cortes; y me des fortaleza. Que mi viga sea quitada (Mt. 7.3) y no me dejes juzgar la pequeña paja de mi hermano… Que haya discernimiento y dirección adecuados para no surcar caminos errados; y que al final mi alma se pueda encontrar cara a cara con el Señor, pero con gran gozo!
Prudencia. Edifiquemos sobre la roca…que es Cristo! Aunque vengan las lluvias, crezcan los ríos, y soplen los vientos… no habrá derrumbes ni ruinas.
Como dice nuestra hermana Julia Javier en su canción: Quita las manchas y las arrugas, que hay en tu traje de santidad, porque con manchas y con arrugas, con el señor tú no te vas.

Claves para controlar nuestras manchas y arrugas: Orar, meditar en Dios, leer Su Palabra, alabarlo, pedir sabiduría y madurez espiritual. Y por último, hacerte la pregunta honro a Dios con lo que estoy haciendo?
Mat. 5:29 Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno.
Dios te bendiga!

Wilda Messina Ventura

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada